Medios

ELPAIS.COM | “Los créditos para máster fueron un engaño como las preferentes”

181273_349577521811264_1803360846_n

Facua denuncia al Banco Santander por publicidad engañosa en préstamos a posgraduados

Madrid | ELPAIS.COM

“Nos engañaron como a los de las preferentes. Nos dijeron que los créditos no tenían intereses y que tendríamos cinco años para empezar a devolverlos, pero aunque ese plazo aún no ha pasado, desde hace ya cuatro meses el banco me persigue por moroso”, se lamenta Manuel Blanco, de 31 años. En 2009, Blanco pidió un crédito para pagarse un máster en la Universidad de Sevilla. Lo hizo animado por las buenas condiciones que, según un folleto del Banco Santander, ofrecía el llamado Préstamo Renta Universidad ICO: 0% de interés, un plazo de devolución de 15 años y cinco de carencia. “Pero al publicarse la convocatoria en el BOE descubrimos que las condiciones eran más duras: 10% de interés por demora, devolución en 13 años y menos carencia. Si me hubieran dicho la verdad, no lo habría pedido”, asegura.

La organización Facua denunció ayer al Banco Santander por publicidad engañosa ante el Instituto Nacional de Consumo y las autoridades competentes de Madrid, Cataluña y Andalucía. “Se indujo a contratar este producto con información falsa, lo que constituye un fraude. Los afectados tienen derecho a exigir las condiciones que prometía la publicidad, ponga lo que ponga en el contrato que luego les hicieron firmar”, explica Rubén Sánchez, portavoz de Facua. La denuncia se refiere también a los créditos del curso 2010-2011, que tampoco se ajustaron a lo promocionado.

Facua espera que su actuación anime a los afectados a presentar una avalancha de denuncias individuales. “Y por supuesto, aconsejamos que no paguen ni una cuota. Y los que ya lo han hecho, que pidan el reembolso”, recomienda Sánchez. El Santander no ha realizado de momento ningún comentario.

Manuel Blanco decidió no pagar “por principios”. “En la primera convocatoria de estos créditos, en el curso 2008-2009, no se exigía la devolución si no se conseguía un trabajo remunerado con más de 22.000 euros anuales. Luego las condiciones cambiaron pero el banco no avisó, y fuimos muchos los que picamos pensando que todo seguía igual. Es un engaño y por eso no pago”, argumenta.

Blanco, que forma parte de la plataforma creada por posgraduados que no pueden devolver sus créditos porque no tienen trabajo, calcula que puede haber unos 300 afectados. El Ministerio de Educación acaba de aprobar una moratoria de tres años, pero ellos consideran que no es suficiente: quieren que se les apliquen las condiciones promocionadas.

Anuncios